7 claves para presentar un currículum con éxito

7 claves para presentar un currículum con éxito

(sin que te devore king kong)

Cada mes de septiembre nuestro correo se llena de decenas de currículums y solicitudes de trabajo. Y como cada año, nos damos cuenta de que muchos aspirantes cometen los mismos errores, así que nos hemos propuesto hacer una lista de los más habituales, y daros las claves que a nuestro juicio debe tener una buena carta de presentación.  

1. Los correos masivos no funcionan
Hace tiempo que los curriculums dejaron de enviarse por correo postal en detrimento del electrónico. Una de sus ventajas es poder enviar el mismo correo a varios contactos simultáneamente, pero si quieres lograr un trabajo, no envíes tu cv a discreción (ni siquiera con copia oculta), lo único que vas a conseguir comunicar es que no eres detallista ni perfeccionista —cualidades que se supone debe tener todo diseñador—, y lo peor: ni siquiera te has tomado el tiempo necesario para buscar una empresa en la que puedas encajar y aportar, mandando a discreción a las primeras direcciones que te han aparecido en Google. Hacer esto es una chapuza.

2. Habla en el mismo idioma
En nuestra sección de manifiesto decimos Hablamos claro, no podemos ser más previsibles, nos gusta decir las cosas directamente, sin rodeos ni protocolos. Nos llegan muchos correos que empiezan con Estimado Sr./Sra, A quien corresponda:... Cualquiera que haya leído una sola línea texto de este blog, o de esta página, sabrá que ésa no es nuestra forma de hablar. Si fuéramos una gran agencia, y nuestra web hablase de forma protocolaria y seria, podría ser una buena forma de presentarse, pero la mayoría de estudios rechazan ese tipo de fórmulas. En resumen: iguala siempre el tono de tus palabras con las de tu reclutador.

3. Justifica porqué quieres trabajar donde dejas tu cv
Decir solamente “busco trabajo” no habla mucho de ti. Aporta motivos y razones de porqué crees que puedes encajar en el estudio o agencia al que escribes. Compara tu porfolio con el estilo de la agencia, busca puntos en común, o destaca las habilidades que podrías aportar, o que creas que podrían necesitar de ti. Si tienes un punto fuerte, hazlo valer.

4. Habla de ti, y sé humilde
Presentarse es incómodo, así que busca la forma de llamar la atención sin alardes, busca la complicidad y la empatía. Sé elocuente, habla de ti como si te estuvieras presentando ante tus compañeros, de forma llana, sencilla y simpática. Una manera eficaz de hablar sobre ti es utilizar extractos, habilidades y objetivos donde puedes resumir tus intereses y expectativas. Enseña aquello que te diferencia, y haz una propuesta sobre lo que esperas conseguir por ti mismo, y del cargo al que aspiras.

5. Despierta el interés y sé original (o mejor: sé breve)
No hay nada mejor que despertar el interés de forma natural. Un ejemplo: un aspirante llamado Jaime nos escribió para pedir un puesto en nuestro estudio y se presento así: Buenos días Víctor, soy Jaime X y soy diseñador gráfico. Tres cosas sobre mi: adicto al Lego, soy más de té que de café (pero seguro que podemos llevarnos bien), e incomprensiblemente (para los demás) no me gusta el chocolate. Si quieres saber algo más sobre mi te adjunto mi cv y un pequeño porfolio. Es genial. Mejor evitar formalismos, frases hechas, palabras y expresiones manidas, lo único que vas a demostrar es tu falta de creatividad. Si tus habilidades como copy son más bien escasas, hazte un favor: sé breve. 

6. Detalles, detalles y detalles
No hay nada más interesante para un diseñador que alguien que cuida los detalles al máximo, que es responsable de cada decisión que toma, y de cada elemento de comunicación visual. Aquí va una lista de detalles esenciales que pueden marcar diferencias:
• Sé profesional: no uses un correo personal, crea uno nuevo y fácil de recordar, como por ejemplo: nombreapellido@gmail.com. No hay nada peor que recibir un correo electrónico de madridista92@hotmail.com o de lanenazgz@yahoo.es. Esto mismo es aplicable a los nombres de archivo, presentar un cv_ok.pdf no te ayudará a generar confianza.
• CV interactivo (y bien nombrado): entrega tu cv en formato pdf (nunca en Word), asegúrate de que es interactivo y que los enlaces (a tu LinkedIn, Behance, Dribble, Blog, etc) funcionan y son correctos. 
• Cuida el lenguaje: revisa bien los textos, la gramática, la ortografía, y la ortotipografía. No hay nada que quede peor que un diseñador que no revisa sus artes finales, que comete faltas de ortografía, deja dobles espacios o conjuga mal un verbo. Al fin y al cabo, somos comunicadores, y es nuestra responsabilidad cuidar de nuestras herramientas de comunicación.
• Adjunta un porfolio (o un enlace): tu cv no es demasiado importante, al menos no para nosotros. No importa que no tengas un título, que no seas universitario, o que no sepas edición de vídeo. Nos interesa lo que sabes hacer, y cómo lo sabes hacer; adjunta una muestra —mejor corta que demasiado larga— de trabajos, los mejores que tengas, da lo mismo si son reales o no.
• Si mides tus palabras, mide tus imágenes: de un tiempo a esta parte, se han puesto de moda los currículums “creativos”, aportando escalas numéricas, iconos, líneas temporales, y en resumen: infografías. Muchos quizá valoren de forma positiva este modelo de información, pero para nosotros es una manera de complicar y saturar de imágenes algo que debe ser directo. Hacer de tu cv una infografía no te convierte en creativo.
• El primer trabajo de tu porfolio es tu cv: diséñalo, pero no te pases: usa una tipografía clara y legible, jerarquías de texto sencillas, y uno o dos colores, en un estilo que no sea demasiado estridente. No hay nada que hable más de un diseñador que su cv, así que cuídalo tanto como tu porfolio.
• Viaja ligero: si envías un porfolio adjunto, asegúrate de que su peso no supera los ocho o nueve megas. Tu solicitud debe caber en un mail; como comunicadores sabemos que descargar un archivo muy pesado es molesto, y puede ser disuasorio, así que manda lo esencial, y el resto de contenido enlázalo en la red.

7. Ponlo fácil
Haz que el mensaje llegue de forma directa y clara, confía en tu experiencia y porfolio, y muéstralos de la forma más profesional que puedas. 

Si consigues una entrevista, es que has pasado un importante primer filtro. No escondas tus habilidades, enseña todo lo que has aprendido y sabes hacer, empatiza con la persona que te entrevista, y… ¡suerte!

Publicado el
Written by: Published by: