Cine

Hemos visto: The Story of Film, an Odyssey

Hemos visto: The Story of Film, an Odyssey

Realizado durante seis años, sobre cuatro continentes, cubriendo once décadas y mil películas

En su póster se lee: La épica historia de la innovación en el cine, y no decepciona. Mark Cousins, director de este documental, tardó seis años en resumir 110 años del séptimo arte desde una perspectiva neutral, aunque nunca llegue a serla, acariciando algunos temas sociales del siglo XX: ética, historia, estética o feminismo, e intentando mencionar las películas más innovadoras, o aquellas que han marcado un antes y un después creando su propio estilo, o renovando los cánones establecidos hasta ese momento.

De toda su selección cabe destacar la capacidad de obviar las producciones más populares o premiadas en favor de películas menos reconocidas, incluyendo aquellas cinematografías no pertenecientes a los 'star-system' norteamericano y europeo, como las películas Shanghai de los años 30, el cine hindú de mediados de siglo, el nacimiento del cine independiente norteamericano e incluso el marginado cine africano de los 60 y 70.  

El espectro abarca desde el origen del cine, la creación de géneros, la época dorada del cine americano, la nouvelle vague, el cine independiente, o la revolución digital. Su propio director, Mark Cousins, hace de excelente cronista y narrador, y en su propia voz oímos el mejor resumen de esta odisea: es una carta de amor al cine. Os animamos a disfrutar de este viaje; franquear en destino.

The Story of Film, an Odyssey está disponible en plataformas como Filmin y Netflix.

 

Publicado el 06 Jun 2016
The Rise of the Synths

The Rise of the Synths

Los aragoneses Iván Castell y Javier Moreno son los autores del proyecto

La música de los 80 parece que nunca pasa de moda, y más ahora, en época de revivals y remakes, sigue vigente el sonido de los sintetizadores de aquella década (que nunca debió olvidarse) que pusieron de moda nombres como Giorgio Moroder, Tangerine Dream, Vangelis, o incluso un majestuoso cineasta de terror como John Carpenter, que hizo de sus bandas sonoras electrónicas, parte de su sello personal.

Aunque este tema nos parezca algo lejano, han sido dos aragoneses, el combo Castell & Moreno, los que se han lanzado en un ambicioso proyecto documental para recuperar y poner en vigor el carismático sonido de la electrónica de los años ochenta, que forma parte de nuestra memoria colectiva. 

El documental, que está en proceso de producción y financiación por micromecenazgo, es un viaje a través de las raíces de la escena de la llamada synthwave, la nostalgia del sonido 80s, y la emergente escena musical que está recuperando ese sonido: Com Truise, Dynatron, Electric Youth o nuestros favoritos: Dance with the dead, entre muchos otros. Por si fuera poco, entre las recompensas podéis haceros con un cómic realizado por el también aragonés David López (ilustrador de DC y Marvel). Además, no dudamos de que todo el material promocional y visual sea espectacular, pues al mando de todo el material gráfico de la película está nuestro amigo Miguel Frago, de 12caracteres.

Bajo estas líneas tenéis el tráiler del proyecto, y si queréis colaborar podéis hacerlo haciendo clic en estas líneas, a través de la plataforma de crowdfounding Kickstarter. Daros prisa, ¡apenas quedan unas horas para llegar a su objetivo de financiación!

Si queréis más información, podéis visitar la web: www.theriseofthesynths.com

 

Publicado el 29 May 2016
Cartel de Los siete samuráis

Cartel de Los siete samuráis

Una colaboración con el blog 'Cine y otras drogas'

Hace unos días, el blog amigo Cine y otras drogas cumplía cuatro años, y nos invitaron a unos cuantos ilustradores y diseñadores a crear una pequeña postal a modo de cartel de cine. Como nos dejaron elegir película, nos decidimos por una de nuestras preferidas: Los siete samuráis, de Akira Kurosawa. La lista de colaboradores la tenéis aquí abajo...

• Rocky Horror Picture Show, por Álvaro Ortiz
• Indiana Jones y la última cruzada, por Javier Vera Lainez
• Los siete samuráis, por Montalbán Estudio
• Tiburón, por Erica Fustero
• Xandadu, por Inés Casarejos
• Zoolander, por Mikelodigas

...y podéis comprar un pack de postales aquí: 
http://cineyotrasdrogas.tictail.com/product/pack-de-postales

Publicado el 13 Abr 2016
Banderas de la galaxia

Banderas de la galaxia

En nuestro imaginario común guardamos múltiples iconos: canciones, frases hechas, rostros, o en general, casi cualquier imagen gráfica simplificada, como las marcas, o los iconos que habitualmente usamos en nuestra vida cotidiana. Por eso estamos seguros de que, si preguntamos a cualquier persona de entre veinticinco y sesenta años por los símbolos de la Alianza rebelde y el Imperio, no hace falta dar muchas explicaciones... todos tendrán la misma imagen común. Claro, hablamos de la saga galáctica por antonomasia: La Guerra de las Galaxias. Ahora, en la víspera del estreno de Star Wars: El despertar de la fuerza, el director de arte Scott Conrad Kelly ha lanzado una web interpretando (o mejor dicho, inventando) las banderas de cada uno de los planetas que aparecen en la saga, y la verdad es que ha logrado adecuarse a un lenguaje reconocible y cercano al universo de Star Wars, y además hacerlo de forma elegante y sutil, prueba de ello es nuestra favorita, la del planeta Tattoine que podéis ver sobre estas líneas.

No hace falta que seáis Sheldon Coopers para disfrutar de estas banderas de la galaxia, así que os invitamos a verlas en su web: www.flagsofthegalaxy.com

Publicado el 16 Dic 2015
Hemos visto:

Hemos visto: "Whiplash"

Pocas cosas nos gustan más que el cine y la música, así que si van juntas, mucho mejor. Hacía tiempo que no hablábamos por aquí de cine, y quizá sea porque hacía tiempo no veíamos una película que nos tocase tanto la fibra, o que nos dejara tan sorprendidos como esta maravillosa Whiplash

El punto de partida es bien sencillo: Andrew estudia percusión en una prestigiosa escuela de jazz neoyorquina, donde todo alumno anhela formar parte del grupo que dirige el exigente y tiránico profesor Fletcher, un mito dentro y fuera de la escuela. Una vez presentada la historia, Whiplash diluye los estamentos de introducción, nudo y desenlace y se convierte en un frenético viaje musical a los límites del individuo, y a la obsesión por la autosuperación. El espectador se ve sumergido en un ambiente más propio de un thriller o del cine negro, que de una película musical o dramática, donde el encierro y la soledad cobran especial importancia. Cada nueva página de la partitura va destramando todos los temas que subyacen dentro de la historia: desde la educación conductista y los estímulos negativos, a la obsesión por el éxito o la perfección, la competitividad entre miembros de un equipo, o el sacrificio personal. 

Disfrazada de cierta simplicidad y humildad, Whiplash es tan intensa como compleja, y prueba de ella es su calculadísimo montaje, su sutil y opresiva fotografía, su mezcla de géneros, su excelente reparto, y cómo no: su música. La habilidad narrativa de su director y guionista Damon Chazelle, nos llevan hasta un extenso -y no por ello menos apasionante- clímax final, donde la febril tensión dramática pone a prueba la capacidad del espectador para quedarse sin aliento.

Seguir contando más no tiene mucho sentido, Whiplash da para varias lecturas e interpretaciones, pero su calidad como entretenimiento está fuera de toda duda, y su calidad cinematográfica es innegable. Aquella persona que no entienda lo que es sentir verdadera pasión por su trabajo, o por sus aficiones, quizá no entienda las motivaciones de sus personajes, pero nosotros empatizamos al máximo con ese sentimiento de esfuerzo leal y sacrificado por hacer lo que nos gusta, y por superar nuestras propias barreras y limitaciones. Si después de verla, alguien no tiene ganas de escuchar a Buddy Rich, es que no corre sangre por sus venas.

 

 

Publicado el 27 Jul 2015
Hemos visto: Blade Runner

Hemos visto: Blade Runner

The British Film Institute patrocina el reestreno mundial del emblemático film de Ridley Scott

Que nos chifla el cine no es ningún secreto, pero tenemos especial predilección por Blade Runner. Incluso en la conferencia que dimos hace una semana en Encuentrazos le hicimos un extenso hueco. Hipnótica, oscura y lírica, es sin duda una obra maestra de la ciencia ficción, y el cine en general. Más de tres décadas después de su estreno, y gracias a The British Film Institute, ha vuelto a estrenarse en España en su versión íntegra y mejorada, el famoso 'directors cut', el montaje final del director. 

No faltan los motivos para revisitar esta libre adaptación de la novela ¿Sueñan los androides con oveja eléctricas de Philip K. Dick: la exquisita banda sonora de Vangelis, los futuristas diseños visuales de Syd Mead, la densa y enigmática fotografía de Jordan Cronenweth, el icónico reparto, las míticas frases del guión, la escena final, el diseño de vestuario, la dirección artística... ¡todo! No hay nada reprochable a este trabajo redondo, que no sólo ha resistido el paso del tiempo, sino que sigue tan vigente como el día en que se estrenó. Os recomendamos muy encarecidamente que aprovechéis la oportunidad de verla en pantalla grande. Nosotros dos, ¡ya la hemos visto el primer día del reestreno! ;)

Os transcribimos la introducción al film, a modo de sinopsis:

A principios del siglo XXI, la poderosa Tyrell Corporation creó, gracias a los avances de la ingeniería genética, un robot llamado Nexus 6, un ser virtualmente idéntico al hombre pero superior a él en fuerza y agilidad, al que se dio el nombre de Replicante. Estos robots trabajaban como esclavos en las colonias exteriores de la Tierra. Después de la sangrienta rebelión de un equipo de Nexus-6, los Replicantes fueron desterrados de la Tierra. Brigadas especiales de policía, los Blade Runners, tenían órdenes de matar a todos los que no hubieran acatado la condena. Pero a esto no se le llamaba ejecución, se le llamó "retiro".

 

Publicado el 20 Mar 2015
12